15 feb. 2010

Los antiguos caminantes

Por: Ricardo Flores

Hubo un tiempo en el que para trasladarse de Mixquic a otro pueblo sólo se podía hacer de dos maneras: remando o caminando.

Los pueblos chinamperos de la cuenca de México mantuvieron cierto contacto, aunque no muy intenso, con los pueblos del estado de Morelos. Lo tenían ya que éstos comerciaban fruta y excremento de murciélago con los agricultores de los lagos de Chalco y Xochimilco.

La cierra del Ajusco-Chichinautzin se interpone entre ambas regiones. Para mantener el contacto era necesario cruzarla a pie. Había distintas rutas para llegar a esos pueblos y ésta dependía del punto de salida.

Desde hace 60 años aproximadamente ninguna persona de Mixquic ha llegado a pie a Tepoztlán, San Juan Tlacotenco, Tlalnepantla o Santo Domingo Ocotitlán, ni los de estos pueblos han caminado en este mismo lapso temporal a los pueblos del Distrito Federal.

Los caminantes terminaron cuando se concluyeron las obras de construcción de las carreteras Xochimilco-Oaxtepec, México- Cuauhtla y la Cuernavaca -Tepoztlán que se conecta a su vez con la México-Cuernavaca.

Para llegar de Mixquic a Tepoztlán caminando es necesario subir a la Ayauquémetl (“la de la falda de neblina”), dirigirse hacia la zona del “Ocotal”, cruzar la carretera a Oaxtepec, bordear el cerro “Cilcuayo”, los volcanes “Ocotecatl” y “Tláloc”, siempre en dirección suro-este hasta llegar al pueblo de Tlalnepantla y a una hora y media de camino está Tepoztlán. El tiempo aproximado de la caminata sin carga es de nueve horas.

Paradójicamente con la construcción de las carreteras el contacto entre una región y otra se truncó y las distancias incrementaron, e incluso caminar por esta zona resulta una aventura.

Actualmente se realiza una ceremonia religiosa en los límites territoriales entre el Distrito Federal y Morelos. Los pueblos que asisten son los de Villa Milpa Alta y Tepoztlán. En la fiesta de éste último hace poco más de cincuenta años la banda que amenizaba era la de San Pablo Oztotepec (Milpa Alta).

Sin embargo, el contacto con los pueblos chinamperos se perdió completamente por estas vías. Ni los de acá van allá a comprar fruta, ni los de allá vienen acá a vender guano de murciélago. Si bien es cierto que la comunicación era casi exclusivamente comercial y no muy intensa, algunos lugareños de Tepoztlán aseguran que visitaban San Pablo Oztotepec, Villa Milpa Alta, Tecómitl, Mixquic y Chalco los días de fiesta.

No hay comentarios: