1 jul. 2010

Cualquier día a cualquier hora II

Por: Ricardo Flores

Cualquier día a cualquier hora sales a caminar por las calles de Mixquic.

El pueblo no es muy grande, un kilómetro con 690 metros es lo que separa a la fuente que está en "el puente" en la entrada del pueblo, de la otra fuente que está a la salida.
Pero si caminamos por los barrios nos daremos cuenta que todos son diferentes, cada uno tiene su particularidad.
El de San Miguel es uno de los que más chinampas tienen, al pasar por la calzada Mixquic-Tetelco del lado derecho se aprecia un canal de 300 metros de largo, y es esto lo que hace al ambiente completamente distinto a todos los de la región.
San Miguel es un barrio que tiene dos embarcaderos ahora olvidados, el de la entrada y otro llamado "Puerto Vallarta". Cuentan los viejos que en el primer embarcadero era donde llegaban las camionetas de Veracruz y Puebla a cargar jitomate, un jitomate grande, que apenas cabía en la palma extendida de la mano de un adulto. Se llevaban por cajas y cajas...
El segundo embarcadero fue construido con fines turísticos pues desde aquí uno se podía embarcar en canoa para llegar al "parque del manantial", un centro de recreación que cuenta con un pasamanos, columpios, un embarcadero, mesas y bancos de cementos techados a manera de cabañitas, y un comedor con cosina y baños. Al final uno se encuentra con el "cráter" de lo que fue el último ojo de agua que proveyó a Mixquic de ese líquido vital en la década de los 60´. Tristemente todo lo que acabo de describir ahora se encuentra un poco cambiado, no tiene mantenimiento y el pasto bastante crecido hace que a quien se anime a ir a ese parque se sienta como en una expedición a una antigua zona arqueológica que ha sido devorada por la selva.
Sigamos caminando...
San Agustín es el pueblo de mayor actividad chinampera, su canal principal tiene una extensión de mil trescientos metros y es agradable ver que las canoas cargadas ya sea de pastura o de la cosecha de las hortalizas circulen por ahí. Los primeros 450 metros del canal de San Agustín son navegables, es el único en el pueblo, pues el de San Miguel siempre está con un bajo nivel de agua.
El canal de San Agustín inicia en el embarcadero de verduras y termina en "la alberca", a un costado del río Amecamenca, ese es el punto en el que el agua proveniente del cerro de la estrella deja de estar entubada para circular por el aire libre, en un canal.
La zona de mayor densidad urbana de San Agustín casi no tiene callejones, preponderan las calles angostas y conforme uno camina por la zona chinampera recién urbanizada ahí sí los callejones predominan. San Miguel tiene más callejones, y también tiene calles angostas.
Aparte de estas ligeras diferencias, en San Agustín hay más camionetas estacionadas en las calles con hortalizas listas para ir a la Central de Abastos que San Miguel.
"La Francia" era lo distintivo de San Agustín, ahora todo está pavimentado y la antigua "Laguna de San Miguel" es sólo un recuerdo.
Por hoy hemos caminado demasiado, otro día continuamos con los demás barrios...

No hay comentarios: