lunes, octubre 18, 2010

El día de muertos en Mixquic tras bambalinas.

Por: Ricardo Flores.

Próximos ya son los días de muertos. Mixquic en estos días se convierte en uno de los anfitriones de una de las celebraciones más importantes de México. Miles de turistas llegan a este pueblo a ver lo que es la "verdadera tradición".

Sin embargo hay algo poco conocido. Mixquic es un pueblo marginado por la delegación política de Tláhuac. Las aceras son pintadas, pero nada más las de las avenidas principales; los canales son limpiados, pero nada más los que verán los turistas.

Mixquic es un pueblo de gran importancia histórica pero no es tratado como tal. Las únicas actividades culturales que la delegación organiza para este pueblo son durante los días de muertos. Pero aquí hay un detalle: la mayor parte de la gente de Mixquic no asiste a ellos, ¿porqué? Por dos razones, la primera es porque la mayoría está en sus casas, cumpliendo con un ritual familiar privado, y la segunda razón es porque algunos vecinos aprovechan la visita de los turistas para montar negocios, es decir, están trabajando.

Cabe mencionar que la mayor parte de los comerciantes no son de Mixquic, sino de otros lugares, incluso de otros estados de la República Mexicana, que se dan cita en este pueblo para comerciar sus productos, desde los artesanales hasta los hechos en serie.

En otras palabras, los eventos organizados de gran nivel no son para la gente del pueblo sino para los turistas. El año pasado se presentaron en el teatro al aire libre cantantes como Oscar Chávez y Susana Harp. Pero ¿de qué sirve? La visión cosificadora del turismo es grotesca.

Carlos Monsivais ya decía que la fiesta de muertos en Mixquic es convertida en la party, o como diría un vecino de este pueblo, en un mictlan show. Esto también por la actitud imprudente de algunos de los turistas.

Lo que ha sucedido con el día de muertos en Mixquic es lamentable. Sin embargo, ante esta situacíon no son pocos los vecinos que se han preocupado para aprovechar estos días para transmitir a los visitantes la importancia histórica de este pueblo.

La marginación en la que se encuentra Mixquic es disfrazada con este espectáculo, pues en realidad corre el peligro de ser eliminado. Mixquic es un pueblo agricultor: está latente el riesgo de perder esta actividad económica y con ello su identidad diacrónica.

1 comentario:

Airam Roque dijo...

Ricardo
Es por eso que el rescate a esta tradición debe ser desinteresada y voluntaria, que los que tienen verdadero interes en el conocimiento de la cultura ancestral de este bellisimo espacio, sea bienvenido en nuestras casas, y le abramos la puerta para que viva las entrañas y no el tianguis y alcohol que nos exponen afuera.
Un abrazo!Espero contribuyas apoyando al Mictlantecuhtli, te espero el Sábado o Domingo a las 11:30 en el ex-convento.
Saludos