7 jul. 2010

50 años en danzonear. PEDRO RAMÍREZ, “EL GALÁN DEL DANZÓN”.

Por: Manuel Garcés Jiménez
Presidente del Consejo de la Crónica de Milpa Alta.

En las crónicas del Sureste del DF no podemos dejar de prescindir la historia y el origen de la danzonera que surgió hace un poco más de 50 años dirigida por el maestro Pedro Ramírez conocido popularmente como “El Galán del danzón”, originario de San Andrés Míxquic, delegación Tláhuac.

Los integrantes de la orquesta así como su director el “galán” han sido elogiados por varias generaciones, son 25 años en dirigirla y de interpretar sus propias composiciones y temas de los grandes maestros de las danzoneras más populares escuchadas a nivel nacional y en el extranjero dejando una huella perenne en los recuerdos y sentimientos de los enamorados de todas las edades.





La historia de la danzonera se remonta hacia el año de 1956 cuando en el poblado de San Andrés Míxquic despierta entre la juventud el interés por crear una danzonera. Precisamente fueron los años de auge de este ritmo, época de los famosos salones de baile de nuestra ciudad concurridos por los catrines y el personaje de la barriada conocido como el “pachuco” que se caracterizaba por su tacuche[1] y zapatos de charol. Era el arquetipo del salón el famosísimo “pachuco[2]”, prototipo de chilango de aquellos años respetado como el mejor bailador de danzón.

Era los años donde todos sin excepción (sin distinción de clase social) daban rienda suelta a su felicidad y a su gusto bailando acompañados de la dama elegante ataviada con vestido largo hasta el huesito del tobillo con el peinado de moda de aquellos tiempos. Era el “chongo” o el “permanente”.

Fueron los abuelos y nuestros padres los amos y señores por excelencia por el deleite del baile de salón, tanto en pistas provisionales levantadas con motivo de las celebraciones de las fiestas patronales de los pueblos para poder disfrutar el estilo ancestral, e inclusive aún sigue vigente el danzón, y más aún cuando se presenta el maestro Pedro Ramírez, quién contagia a todos los asistentes con las notas de los instrumentos. Son los danzones que derraman alegría y agasajo que se funde entre el bullicio de la alegría de la concurrencia.

Hablar de la singular danzonera es remontarnos a finales de la década de los años 50 cuando en San Andrés Míxquic el joven Julio y su hermano Margarito Ramírez se dieron a la tarea de reunir a un grupo de muchachos de cuyas edades fluctuaban entre los 15 y 18 años de edad a quienes les cautivó el gusto por este ritmo con la idea de poder integrar una nueva orquesta.

El trabajo fue arduo y constante todas las noches de un año aproximadamente para que los hermanos Ramírez se dieran a la tarea de enseñar a solfear a la inquietante juventud por espacio de tres horas al día. La perseverancia y el amor por la música los llevó al éxito jamás esperado ya que al cabo de un poco más de doce meses los hermanos Ramírez pudieron valoran el avance de los nacientes músicos, cada uno con su respectivo instrumento presentaba sus cualidades intrínsecas. Durante ese tiempo por fin daba color el proyecto de integrar una la orquesta de jóvenes.

Se hace interesante recordar el nombre de los primeros músicos: Margarito con el 1 sax, Raymundo Ramírez el 3 sax, Faustino Núñez 2 sax, tenor; Celestino Núñez 4 sax tenor. Las trompetas: Margarito Pineda 1, trompeta Juan Ayala. La 2ª trompeta, Otilio Ramírez, 3ª trompeta, Magdalena Ramírez, 4ª trompeta Pedro Ramírez, el acordeón; Isaías Roque, el contrabajo; Antonio Ramírez, la batería y las percusiones Justiniano Ramírez, el trombón Julio Ramírez. Con estos recientes elementos se integró el primer grupo con virtuosos jóvenes denominándose: “La Orquesta de los Hermanos Ramírez”.

Primeramente fueron 13 los elementos quienes se dieron a la labor de darse a conocer en diversas celebraciones, festividades y bailes populares. Iniciando sus presentaciones en su tierra natal y poblados circunvecinos. Esto fue solo el repunte y después; poco a poco fueron ascendiendo a la popularidad, pues los contratos no se hicieron esperar en los pueblos de las delegaciones vecinas: San Juan Ixtayopan, Tulyehualco, San Pedro Tláhuac, Tlaltenco, Zapotitlán, y algunas colonias de Iztapalapa. Así como en Milpa Alta, Contreras y Tlalpan. En Xochimilco participaron semanalmente en los “Lunes de Amapolas”, lugar de innumerables recuerdos que les dejara a los enamorados quienes se divertían sanamente. En temporada de fiestas decembrinas eran y siguen siendo contratados en diversos sitios y pistas de baile de reconocido prestigio para los capitalinos para amenizar las posadas y fiestas de fin de año. La fama fue en aumento de tal suerte que se les escuchaba en distintas delegaciones del DF, en el estado de México y Morelos.

La perseverancia y el entusiasmo de su director y los integrantes por ser los únicos de su género musical se vislumbraron nuevos horizontes, por lo que, con el tiempo mejoraron en la dominación de otros instrumentos. Con tales fines Pedro Ramírez estudió piano y armonía durante tres años, por lo que deja el acordeón por el piano. Lo mismo que su hermano Justiniano Ramírez abandona las percusiones por el saxofón. Además se integraron nuevos elementos, tal es el caso del joven Guillermo Nogerón con el contrabajo. El toque final fue la incorporación de Armando Ramírez quién se caracterizaba por tocar con propio estilo las tumbas. La danzonera se encumbra con un éxito jamás esperado.

Como resultado de la reorganización y la renovación del grupo, su director y fundador don Julio Ramírez delega la batuta a sus hijos: Pedro, Justiniano y Armando Ramírez, recayendo finalmente en la responsabilidad de la dirección de la danzonera al maestro Pedro Ramírez.

Con el paso de los años se relevaron los trompetistas contando actualmente con: Arturo García “El Cebollón”, Tomás Lozano “El Supermán” y Antonio Maldonado, así como en los trombones con: Álvaro Sánchez, Romero Méndez, Roberto Meléndez y Jesús Aguirre “La Vaca”.



Con esta innovación inician nuevamente otra etapa artística con diversas jiras por el interior del país principalmente en: Michoacán, Guanajuato, Guerrero, Tlaxcala, Veracruz, Morelos, Hidalgo, Tamaulipas, y el recorrido por varios lugares del Estado de México. Se realizaron grabaciones en discos de acetato y presentaciones en vivo durante una infinidad de ocasiones en programas de televisión como fue en el año de 1998 en “El Club del Hogar” quien por muchos años dirigiera el popular cómico Madaleno acompañado por Paco Estanley. En la radio se escucharon sus interpretaciones en las siguientes estaciones: “La Hora del Danzón” en “Radio AI”, en “Radio ABC” y “Radio Honda”, estaciones que por aquellos años eran escuchadas sonadamente.


Durante mucho tiempo estuvieron amenizando en los grandes salones de baile más famosos de nuestra ciudad como: “El Colonia”, “Los Ángeles”, “El California”, “El Riviera”, “La Maraca” y en el “Centro de Convenciones de Tlatelolco”, entre otros partes. Una de las grandes satisfacciones de los integrantes fue cuando les otorgaron en el “Salón California” dos Calibas de oro y trofeos. En San Gregorio Atlapulco los organizadores de los bailes patronales les confirieron reconocimientos y trofeos por su popularidad reconocida y saturar hasta el tope las pistas de baile donde se presentaban.

El amor a la tierra que los vio nacer, el maestro Pedro Ramírez le compone un singular danzón titulado: San Andrés Míxquic. El cariño a la zona lacustre como es la delegación Xochimilco le compone otro más.





El año pasado (2008), sus amigos que tiene en San Antonio Tecómitl, lo invitan a presentarse en La Plaza de la Corregidora con motivo de la fiesta dedicada a Santa Cecilia (22 de noviembre), patrona de los músicos donde aprovechando su presencia le brindaron un merecido homenaje en el centro del poblado y públicamente le entregaron un merecido y extraordinario reconocimiento de buen tamaño por sus 25 años de constante trabajo musical. Entre prolongados aplausos que se dejaron escuchar entre los asistentes se demostró la muestra de cariño, la alta estima y júbilo al maestro “Galán del Danzón” Pedro Ramírez.

En la actualidad la orquesta cuenta con gente nueva con una amplia trayectoria artística, así tenemos a: Julio César, Jorge Luis, Ángel Ady Ramírez. En los saxofones; Héctor Ramírez P., en la batería Paco Solís, en los saxaltos Justiniano Ramírez. Las trompetas: Abel Orozco (padre e hijo), Agustín Sánchez y Antonio Maldonado. En el bajo Guillermo Noguerol, Daniel Ramírez, y en las congas Jairo Cesar Ramírez.

Al terminar ésta entrevista, el fundador y músico activo, don Justiniano Ramírez recomienda a quienes gustan de bailar un buen danzón puedan asistir al “El Salón California Dancing Club”, donde cada semana se presenta la orquesta deleitándonos con sus arreglos e interpretando las melodías de las danzoneras del recuerdo: Acerina y su Danzonera, Carlos Campos, Noe Mar, Pedro Núñez, entre otras que están presentes a los recuerdos de muchos mexicanos.



Este artículo se elaboró con la valiosa información del señor Justiniano Ramírez Pineda.

Notas:

[1] Tacuche. Traje común de hombre, por lo regular extravagante con el saco diferente al pantalón [2] Pachuco. Tipo mantenido por mujeres de mala vida, que viste con elegancia extravagante (Tumbaburro de la Picardía Mexicana), autor; Armando Jiménez.

Fotos:

Foto 1, tomada en el año de 1959.
De izquierda a derecha: Antonio Ramírez, Justiniano Ramírez, Margarito Pineda, Juan Ayala, Margarito Ramírez, Otilio Ramírez, Julio Ramírez. (abajo): Pedro Ramírez, Ángel Jiménez (nativo de Tecómitl), Raymundo Ramírez y Saturnino Pineda.

Foto 2, tomada en el año de 1998 en el programa de la televisión en el Canal 2, El Club del Hogar con Madaleno y Paco Estanley, integrantes:
Otilio Ramírez, Francisco Jiménez, Justiniano Ramírez. Al frente; Romero Méndez y Pedro Ramírez.

Foto 3, tomada en el año del 2002
De izquierda a derecha: Pedro Ramírez Jr., Julio Cesar Ramírez, Héctor Ramírez, Pedro Ramírez, Justiniano Ramírez y Jorge Luis Ramírez Pineda.

2 comentarios:

Wendy Ramírez dijo...

Hola, me sorprente encontrar ésta información acerca de la familia, Pedro Ramírez es mi tío, Raymundo es hermano de mi padre, quien también estuvo en la orquesta cuando tenía 8 años de edad aproximadamente, a cargo de diferentes instrumentos, entre ellos la trompeta y el Güiro, es triste que no lo reconozcan, porque él fué el integrante más joven de la agrupación buh! El nombre de mi Padre es Zeferino Ramírez, conocido entre ellos como "El Grillo" por ser pequeñito jeje

Cyber Pac dijo...

Falte yo Gerardo Garcia alias "El Pantera"